Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

Otro punto de vista

¿Qué estaríais dispuestos a hacer por vuestra pareja? Obviando la parte íntima de una relación (¡mal pensados!), ¿dónde está el límite de cambiar, de mejorar para satisfacer a tu pareja? Todos sabemos que no puedes estar con alguien por quien se convertirá si no por quien es. El normal que una persona cambie como resultado de la madurez de la propia personalidad, aunque la esencia se mantenga inalterable. Pero, ¿tenemos derecho a exigir, a pedir que lleve a cabo un cambio para mejorar según la pareja? ¿Modificaríais algo de vosotros mismos si os lo pidieran o no tenemos derecho a pedir? Espero que otra opinión me muestre la claridad.

Ella es MIKA

Mika no era como las demás. Sus pequeños ojos oscurecidos, su pálida piel y su larga melena negra provocaban que todos se fijaran en ella. Sin embargo, ella se sentía como una pequeña pompa de jabón, tan frágil, tan fina, que hasta la mínima astilla podía romper. Le gustaba mirar sin ser vista, observar los gestos de la gente de su alrededor, sus emociones representadas por movimientos, por palabras no pronunciadas, pensamientos ocultos tras ojos grandes, pequeños, claros, oscuros. Ella sabía que todos escondían secretos; algunos pequeños pero otros, otros eran grandes secretos enterrados en la memoria por miedo a ser desvelados a la persona equivocada. Mika cogía su vieja cámara de fotos e intentaba atrapar los secretos, los miedos, las ilusiones de todos aquellos desconocidos. Ella pensaba que cada vez que inmortalizaba una cara, esa persona se desprendía de su secreto, pudiendo viajar más ligero por la vida, buscando nuevos secretos, buenos secretos, de esos que uno esconde pero en…

Calor, calor

Este calor bloquea mi mente. Sólo hay ganas de tirarse en el sillón y vaguear frente al portátil, aunque ya haya revisado todas las webs que me interesan, por tercera o cuarta vez. Lo malo es el puto calor que da el PC sobre mis piernas; sí, lo sé, demasiado vaga para irme a la mesa pero hace meses que la habitación de la librería dejó de existir para dar paso a estanterías vacías y cubos de pintura por las esquinas. Ya estoy deseando verla pintada, porque el color que he elegido, ¡me encanta! La obra eterna que nunca ve el fin, así es mi casa desde hace meses. Espero que el inicio del curso también sea la hora de mi casa renovada. Bueno, espero que vosotros/as llevéis bien esta ola de calor que nos está sacudiendo. ¡Ya queda menos para las vacaciones!

Me recuerda......

Aunque ayer ya adelanté un video musical, os dejo por aquí otro y así celebramos que, por fín, ha llegado el fin de semana.
http://www.youtube.com/watch?v=TYRcQWvVO7g









(Nota: La imagen ha sido extraída de internet. Si alguien se siente molesto o si conocéis al autor, os pido que me lo indiquéis para poder actuar correctamente. Gracias.)

Rebuscando recuerdos

Empezó a colocar aquellas viejas cajas llenas de cartas, fotografías, cosas acumuladas por costumbre o por melancolía. Permaneció en el suelo releyendo viejas cartas de amor nunca enviadas. Destapó viejos sentimientos que hacía tiempo la vida decidió desterrar de su pensamiento. Sentimientos nunca materializados, amores nunca correspondidos, besos no encontrados. Miró con detenimiento fotografías de momentos pasados, de viejas excursiones y amistades de instituto. Sonrió al ver de nuevo caras ya olvidadas, risas encontradas, conversaciones inspiradoras. ¿Qué permanece de aquello? NADA. Sólo recuerdos y viejas fotografías. Su pensamiento se vuelve melancólico. Echa de menos los cafés de los viernes, las conversaciones mundanas, los pensamientos de amores, las miradas insinuadoras de los pretendientes. Todo ha cambiado. Ya no somos aquellas chicas ilusionadas con el mundo. Hemos evolucionado. Hemos cambiado. El cambio nos ha distanciado. O, simplemente, hemos dejado que la cuerda que no…

Fabricar tiempo

Quisiera poder fabricar tiempo. TIEMPO. TIEMPO. Permanecer noche tras noche abrazada a ti, sentir tu calor, tu corazón bombeando vida. Quisiera leer eternamente los libros que me emocionaron, que me maduraron como una pequeña manzana. Quisiera poder adentrarme en las aguas y sentir su frescor hora tras horas. Ser despertada cada día por el amanecer. Ser arropada cada noche por la Luna. Quisiera que los buenos momentos, los que se esconden detrás de las malas experiencias, dieran vueltas y vueltas como una vieja noria que ya nadie puede parar. Quisiera que permanecierais a mi lado, a los de mis futuros hijos, a los de mis nietos, al lado de aquellos que aún están por proyectar. Quisiera que mi recuerdo no se viera maltrecho, rasgado por el propio tiempo, aquél que me ha ofrecido, y que tanto me ha quitado. Quisiera que mi mirada fuera la de una niña ilusionada e inocente, no maltratada por el tiempo, por los fracasos, por las pérdidas. Que mi sonrisa fuera eterna, eterna como deseo que…

Tiempo

Siento cada latido en mi cabeza. Sien izquierda. Sien derecha. Tic Tic Tic. El reloj del corazón. La tensión bloquea mi cuerpo. Mis hombros se mantienen estrictos. Mis pensamientos sienten la bruma que impide su visibilidad. Deberíamos tener una goma del tiempo, para poder borrar aquel día que metimos la pata o hablamos demasiado o aquella semana en que las circunstancia se complicaron, en que TODO salía al revés. Así, yo podría borrar los dos días de esta semana que a cada paso empiezan a liarse como viejas bolas de lana, donde nunca se consigue encontrar la punta. Lo peor es que la semana tiene siete días, y sólo han pasado dos. Alguien comentaba (sorry, no recuerdo en que blog lo he leído esta semana) cuan diferente es la concepción del tiempo; los buenos momentos son rápidos como los pestañeos y los malos acaban siendo eternos como una conferencia a la que nunca quisiste ir, pero necesitabas esos créditos, por lo que te pasas aquellas eternas horas enmarañando el cuaderno o "…

Nacimiento

La tristeza se apoderó de mí. Me encontré sola en el interior de aquel tumulto, propio del primer día de rebajas en Bershka. Observaba cada paso que él daba, cada paso para alejarse de mí, de nosotros. Las gotas de lluvia caían levemente sobre su rojizo pelo, más largo de lo habitual. Sentí el sabor salado de mis lágrimas en mis labios. Tal vez no supe ver las señales o simplemente preferí obviarlas porque mi mundo sin él, no tenía motivo para existir. Sentí cada gota clavada en mi cuerpo semidesnudo, agradecí el frescor de aquella noche. Mis recuerdos quedaron congelados dentro mi nevera, tus recuerdos fueron depositados en la basura del olvido. Siempre me obligabas a reciclar; reciclé mi pasado en viejas cajas de zapatos; mis amistades fueron directamente a la basura porque creías que ya había pasado el momento de locas amistades, improvisadas noches en el parque relatando nuestras vidas, debatiendo las de otros. ¿Y el futuro? Me asegurabas que el futuro era nuestro, tuyo y mío. Que…

Caos en mí.

El caos invade mi alma. Mi cabeza está subyugada a mis pensamientos mediocres. Me torturo cual reina fracasada en las escalinatas hacia el éxito. Analizo cada poro de mi piel buscando mis imperfecciones para no poder olvidarlas, para martirizarme con cada gramo. Renuncié a mi misma por no ser capaz de luchar contra el tiempo. ¿A cuánto más estoy renunciando por no tener fuerzas para cambiar mi destino? ¿Quién me guiará por este brusco camino, plagado de cemento a medio echar? El desánimo se ha convertido en mi fiel compañero. ¿Por qué no busco otras compañías? ¿Por qué la lucha, la ilusión, el cambio no desean entrar dentro de mi equipaje? ¿Qué almas son necesarias dentro de mí?

PD: Esta semana he vuelto a la realidad después de mi semana por tierras holandesas. Los viajes no me sientan muy bien, por lo que me ha sido imposible pasarme por aquí. Pero espero volver llena de fuerza e historias que contar.

Agotada

Estoy completamente "caos". Esto de estar catorce horas de boda es agotador. Mis pies dan fe de ello, los pobres han dejado de existir para ser dos ladrillos agrietados. Lo malo es que en unas horas tendré que ponerme a hacer la maleta para mañana poner rumbo a los Países Bajos. ¡Pasad buena semana! ¡Nos vemos a la vuelta!

¿Operación B?

Cada mañana al despertar la misma rutina: pasar por la báscula para comprobar que otra vez 200 gr más (¡maldita tiroides!). Una vez en el coche siento cómo me incomoda la barriguilla que se ha ido acumulando (algunos dirían que soy una exagerada) con el paso del tiempo. Estar cerca de la treintena, parece que tiene estas consecuencias; tal sólo hace falta mirar a los antecedentes familiares para comprobar que si no tomo medidas, con el paso de tiempo, dejaré de utilizar el tipo de ropa que me gusta. Aunque ya ha empezado. Desde el verano pasado comprobé que mis rodillas parecían dos balones de fútbol (puta retención de líquidos), acabando por desterrar de mi rutina, vestidos y faldas. Si le unimos la temida celulitis, también consecuencia de la misma retención y de la mala circulación (si es que soy muy egoísta, todo lo quiero para mí). Sólo le falta echar un poco, (perdón, ¡mucho!) sedentarismo y tenemos un cóctel explosivo. ¡Si alguien lo quiere, todo suyo!
Todo sería más fácil, si…

Ración doble

¡Por fin es viernes! Ya iba apeteciendo porque con este calor, una está agotada. Hasta mi perrina se pasa el día echada en el suelo buscando un poquito de frescor. Siento comunicaros que la semana próxima, estaré ausente, no podré actualizar. Pero, ¡nos vemos a la vuelta! Así que aquí os dejo, un par de videos, el de hoy y el del viernes próximo; ración de Saratoga: http://www.youtube.com/watch?v=ZMK-TFvmR98&feature=PlayList&p=B3129D4CF72DE00B&playnext_from=PL&playnext=1&index=19
y ración de Warcry: http://www.youtube.com/watch?v=7T8fi0N-E1I
¡Disfrutadlos!
(Un día de estos conseguiré que los videos que subo salgan en las entradas y podré modificar la letra y los colores, por algo más chulo) Besos.