Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Soy quien aún te ansía

Lo recordaba con el pelo muy corto, algo más formado, pero su mirada seguía estando ahí, como la primera vez en aquella orilla. Sus manos fuertes, agrietadas por el trabajo de sol a sol, sus hombros anchos, que aquella tarde fueron su almohada, y sus labios carnosos, rosados, hacían contraste con el tono canela de su piel. Ahora, guardaba una barba de días, y se escondía detrás de una sonrisa que regalaba a cualquiera. Iba y venía, pero con ella, siempre estuvo ahí. Sin falsas sonrisas, sin promesas, sin adornos, sólo ellos dos. Sus manos memorizando su cuerpo, recorriendo cada surco, cada curva. Su boca hablando salvajemente frente a la de ella. Los labios mordisqueados por ella. Intención de volverle un poco más loco. Su chaqueta de cuero marrón, el suelo para dos cuerpos que se desnudaban entre la necesidad, el miedo al desvanecimiento y la adicción el uno del otro. El reloj paralizado a cada caricia de los dedos de ella sobre la piel desnuda de él. El poco vello que aún conserva …

Cuando fuimos y nos acabamos perdiendo

Cuando pierdes la perspectiva
Cuando deja de tener sentido
Cuando no te reconoces
Cuando la soledad es tu única respuesta
Cuando te has perdido y no hay camino al que volver
Cuando sólo vives en caída
Cuando alrededor sólo hay vacío
Cuando todo está perdido porque nunca se encontró
Cuando sólo eres tú y a veces ni a ti te gusta
Cuando...todo se apagó