Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

El destino que nos prohibimos

-¿Por qué aquí?, le preguntó él, mientras observaba la espalda de ella, con los hombros subidos ligeramente, probablemente como consecuencia de aquel momento. Alternaba entre la emoción y la tensión. La caída del sol acentuaba las curvas de sus caderas, cubiertas por unos jeans. La ligera brisa, fomentada por el río que discurría a sus pies, agitaba un cabello oscuro como el ébano, y ondulado como las olas de un mar que no asomaba en el horizonte. -Siempre deseé venir a este lugar, respondió ella, sin retirar la vista del caliente atardecer que les arropaba. Lentamente, para calmar los nervios de saber que él se encontraba a su espalda, de sentir su respirar agitado, retira sus bailarinas a un lado y procede a sentarse sobre las viejas maderas que forman aquel embarcadero. El frescor del agua que fluye lentamente acaricia su pálida piel aún no bañada por el sol. Unos segundos después, dos pares de pies se encuentran luchando por un espacio que no les pertenece y gotas de mar dulce inun…

Manual de instrucciones

Se recomienda que en las primeras ocasiones sólo se deba hacer uso en caso de aburrimiento o en solitario. No nos hacemos responsables de las posibles consecuencias que pueda llegar a ocasionarle a usted o a sus convecinos. Si lo cree necesario, disponga música de fondo o, dado el caso, películas porno o webs amateurs, a su elección. Utilice mejor prendas holgadas que faciliten el acceso y si olvida el uso de la ropa interior se sentirá más desinhibido o desinhibida. Le aconsejo que se ubique en el salón, en el sofá que le resulte más cómodo. La cama es demasiado corriente. Aligere su mente de cualquier barrera emocional o social y simplemente sea capaz de trasladarse al placer, al suyo propio. Cierre los ojos y comience a desabrochar los botones de su camisa con una sola mano.Su lengua se encarga de humedecer sus labios a la par que les ofrece pequeños mordiscos.Retire su camisa, dejando su cuerpo completamente desnudo. Si es de su gusto, puede dejar corrida…

¿Dónde están aquellos besos?

¿Dónde están los besos que te debo?
Aquellos besos que deseé en la oscuridad de la noche plasmar en tus labios, besos que descendían tu cuello, labios que recorrían tus pectorales. Besos que se han perdido entre fantasías nubladas. Suspiros nocturnos. Palabras diurnas. Excitación al atardecer. Besos que quieren ser pagados pero no cobrados. ¿Por qué temes estos besos?
¿Dónde están los besos que me debes?
Aquellos besos que se perdieron entre palabras prohibidas. Besos que no se atreven a plasmar en piel. Besos calientes que permanecen en congelación, a la espera de que la locura y el atrevimiento dejen de ser sólo palabras. Besos que no vivan entre prohibiciones e ideas preconcebidas. Miradas al anochecer. Seducción incontrolable. Excusas por doquier. 
Pero besos, sólo besos. Besos incontrolables, calientes, mojados, excitados, apresurados, seductores, sonrientes, tus besos, mis besos.
Quiero un comodín en una jugada cerrada y unos besos que se perdieron en el olvido de conversaciones.