Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Una de juegos

Me pasaron este meme y lo tenía pendiente desde hace varias semanas. Me viene del blog "Secretos de la Condesa Bathory" Las normas son:
- Echa un vistazo a tu alrededor.
- Coge el primer libro que veas.
- Ábrelo por la página 89.
- Localiza la quinta frase.
- Léela.
- Escríbela en el blog.
He cogido "Hush, hush" de Becca Fitzpatrick (literatura juvenil) porque me encanta Patch. Para darle un poco de sentido he seleccionado el párrafo en vez de la frase.
La frase es: Respiré con calma y me dije que aquellas palabras sólo estaban en mi imaginación. La otra posibilidad era que Patch tuviera el poder de conducir pensamientos al interior de mi mente, lo cual era imposible.

Si a alguien le apetece a hacerlo, puede cogerlo.


Teléfono y algo más

Él: Es difícil dar contigo. Ella: Parece que no lo suficiente, porque me has encontrado. Él: Merece la pena buscarte. Ella: Y ahora que me has encontrado, ¿qué pasa? Él: Podemos charlar; qué tal tu día, qué estás haciendo, qué llevas puesto, esas cosas. Ella: ¿¡Qué llevo puesto!? Él: Por ejemplo. Ella: ¿Qué tiene eso de relevante para la conversación? Él: A mí me ayudaría a imaginarte con bastante exactitud. Ella: ¿Y si voy desnuda? Él: En ese caso, harías que la temperatura de mi piso superara a la de ambiente. Ella: ¿A los 45 grados? Él: Es que mi motor alcanza temperaturas elevadas. Ella: ¿Qué te cuento la verdad o lo que se le dice a los desconocidos en estos casos? Él: Arriesgaré por la primera opción. Ella: Hace diez minutos el calor era tan agobiante que acabé tirando los shorts y la camiseta al suelo. Así que estoy tumbada en el sillón desnuda. Él: ....... Ella: ¿No dices nada? Él: ¿Prefieres que guarde las formas o lo que le diría a una desconocida? Ella: Dime que me harías y así yo podré mi gu…

Caos

Sintió como la tristeza la inundó. Aquel ritmo, aquella rima, fueron silenciando su voz a medida que avanzaba por las breves palabras allí expuestas. Después, sólo quedó el silencio, como el existente en los últimos meses dentro de su corazón. Una mañana, la última entre los dos, ni un simple "hasta siempre, nena". Sin embargo, ella no consigue comprender el porqué de la tristeza que ahora la inunda y aquí se encuentra lanzando preguntas al infinito con la confianza ciega de que algún día, por lo menos el destino se digne en responderlas.