Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Ni tú pá mí, ni yo pá ti, pero ¿quieres que probemos si explotamos juntos?

Una habitación cualquiera. Cama sin hacer. Una pequeña luz anaranjada encendida en la mesilla de noche. La persiana a medio bajar. La noche ya ha caído. Montones de ropa se apelmazan sobre la silla que acompaña a la mesa de escritorio, inundada de apuntes de los últimos exámenes.  -¿Cuándo nos volveremos a ver?,  le pregunta él al reflejo de la mirada perdida que se funde con el silencio que ya invade la ciudad, un jueves cualquiera, a las dos de la mañana.  -No lo sé, responde ella sin dejar de mirar más allá de los cristales de la ventana, destapada de cualquier tela que los oculte del mundo. Cogió sus culotes morados y su sujetador y comenzó a vestir su cuerpo desnudo. Vaqueros y una sudadera negra fue su uniforme, pues lo interesante se ocultaba a los ojos de un simple observador. Sin embargo él, sentado en la cama, ya con el preservativo retirado, aunque aún con el pene erecto por culpa del cuerpo desnudo que se exhibía delante de él, observaba la pequeña cicatriz de su hombro dere…