lunes, 21 de mayo de 2012

Provocación


Desde su balcón empieza a ver como el sol busca tímidamente la protección de la montaña para acabar realizando una desaparición sensual y provocadora. Ella se encuentra acompañada de una ligera música chill out y un libro de tapas duras entre sus piernas desnudas, aún blanquecinas. Mueve nerviosamente los dedos de sus pies, decorados en un tono malva oscuro. Con su mano derecha, hace tirabuzones en su larga melena ondulada. El calor sofoca su cuerpo que ella cada vez va aligerando más de ropa. Se adentra en la lectura sólo con un culote interior y un sujetador negro. Mientras sus ojos recorren las líneas, su mano derecha acaricia lentamente su muslo con la yema de sus dedos. Ésta sube discretamente hasta su tripa e interfiere entre sus pechos. Su mano abierta acoge su pecho y lo aprieta con suavidad. Esta vez su mano recorre el camino a la inversa: baja por su escote, tropieza con su piercing y se introduce sutilmente por debajo de su culote. El libro golpea contra el suelo, mientras el ruido oculta los jadeos que salen de su garganta.

6 comentarios:

  1. Qué ganas tenía de volver a leerte y más de leer una entrada de este tipo! Se te ehca de menos
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, niño. Últimamente parece que la inspiración se ha echado a dormir. Beijinhos. ;)

      Eliminar
  2. Muy bien, pero has acabado muy pronto (...el relato) ;)

    ResponderEliminar
  3. Tengo que trabajar muchas cosas y por aprender.

    ResponderEliminar

Confesó