lunes, 24 de septiembre de 2012

Encadenamiento



Te equivocas hoy. Te equivocaste el domingo. Te equivocaste la semana pasada. Una equivocación tras otra. Palabras y palabras que se van encadenando una tras otra. Distinto aunque siempre igual. Y lo único que se antoja es acurrucarse mientras el frío helador penetra por la ventana, dejando que profundice hasta los pulmones y helando cualquier pensamiento que cruce por dentro porque hay veces que las palabras se atascan en la garganta y los dedos se bloquean. Por mucho que nos empeñemos en conocer la respuesta, a veces nunca llegará.......

2 comentarios:

  1. La respuesta se muestra esquiva, pero muchas veces, lo importante es saber hacer la pregunta adecuada. Bsos

    ResponderEliminar

Confesó