Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

Tú me encuentras, yo te busco

-¡Llegas tarde!, le dijo ella sostribada en la pared multicolor de la renovada biblioteca cuando él pasaba a su altura. . ¡¿Cómo?!, le pregunto él sorprendido por aquella interrupción de sus pensamientos. - Todos los días a las 10.30 horas entras por esta puerta. Según mi reloj ya son las once. Se quedó ella mirando directamente a sus grandes ojos verdes aceituna. - Me empiezas a preocupar. ¿Me estás vigilando? - Desde hace un mes miro cómo centras tu mirada en los libros más raros nunca vistos: latín, griego y cualquier otra lengua ya apenas hablada por unos pocos. - Será mejor que me vaya, dijo él mientras adelantaba su pierna izquierda. - ¿No quieres saber quién soy? - No creo que nos conozcamos. - Si en vez de mirar el largo de mi falda durante los tres últimos meses, me miraras a mí, me habrías reconocido, dijo ella sutilmente. De repente, la cara de él comenzó a desencajarse. Hacía tiempo que se había fijado en ella. Tenía una mirada muy dulce, aunque su aspecto tendía a ser bastante agr…

Trescientos sesenta y cinco días

1.450 lágrimas derramadas sobre la almohada. 875 pestañeos frente a los apuntes. 25 saltos de alegría. 17 sonrisas de incredulidad.
1.173 carcajadas acompañadas. 846 besos a dos lados. 184 sonrisas eternas. 12 abrazos de estación.
1.747 pensamientos sin descifrar. 635 sonrisas provocadas. 54 conversaciones entre la nocturnidad y el sol. 1 mirada directa.
1.850 risas en vieja compañía 30 orgasmos 12 polvos 0 caricias