viernes, 10 de junio de 2011

Abstinencia de Palabras (reeditada)


Los primeros rayos del sol se perfilaban a través de la ventana. Ella se removió en la cama y restregó sus ojos, sin desmaquillar. La melena revuelta. Una vieja camiseta que alguien olvidó, hacía las veces de pijama. Así, sostribada en el perfil del balcón, desperezándose, perdía su mirada en el horizonte del Mediterráneo. Le gustaba pensar que su "otro yo" se perdía a lo lejos, en otra vida, en otros territorios, en otras lenguas. Hacía meses que la abstinencia formaba parte de su vida; decidió que el amor sólo era para valientes y ella ya estaba llena de consecuencias de guerras anteriores. Optó por la abstinencia sexual cuando ya no fue capaz de recordar los nombres ni las caras de aquéllos con quien había compartido tan íntimo momento. Y, las palabras, refugio de su soledad, se iban despidiendo cortésmente de las yemas de sus dedos. Y, sabéis, ésta era la abstinencia más dura y cruel que sufría mientras su mirada se perdía con el oleaje
---------------------------------------
Las fotos no tienen nada que ver con el texto. Son las últimas que he hecho y me apetecía compartirlas. La moto es de mi padre y tendrá algo más de veinte años. La que está sobre la moto, soy yo.

7 comentarios:

  1. Tal vez cierta abstinencia sirva para aclarar un poco las ideas.
    La moto tiene cierto encanto, aunque no me subiría durante mucho tiempo...
    Un Beso :)

    ResponderEliminar
  2. Ardid me ha encantado, escribes muy bien. La abstinencia si es una elección y adecuada está bien pero.. hay que disfrutar de los placeres de la carne. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Pues me ha gustado, a tí no hace falta que te diga lo que puedo opinar de la abstinencia, porque segun dices escribes creando no compartiendo y la verdad, te aseguro que ha momentos en los que me he sentido de tal manera, más bien perdido creyendo que el amor era para valientes cuando no es ni tan solo un esfuerzo, si es amor

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu visita, me quedo por aquí cotilleando un rato...

    ResponderEliminar
  5. Me alegra de que os haya gustado. Gracias por pasaros y por dejar vuestra opinión.
    Bienvenido, "El Replicante", espero que te guste lo leas.

    ResponderEliminar
  6. simplemente genial.
    "decidió que el amor sólo era para valientes"

    mua

    ResponderEliminar
  7. Ay, eso de la abstinencia no se me da mucho.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Confesó