domingo, 16 de enero de 2011

Desencuentros buscados

¿Qué esperas encontrar? ¿Dulces despertares con tortitas y chocolate? ¿Tardes de lluvia jugueteando en el sillón? Reconócelo, eso no es para ti. Contigo no hay comida los domingos en casa de mis padres. Ni paseos al atardecer. Contigo no hay rutina de lunes a domingo ni sueños en el colchón. Tú estás podrido de caos y yo, hija bastarda, de la tradición. Contigo sólo hay arranques de improvisación y carreras a mil por hora. Huyendo cada noche de ti mismo con miedo a tener que parar y dejarte seducir por el paisaje. Tal vez quisieras quedarte. Y yo parando en cada rincón deseando permanecer quieta. No quiero que me busques. Seríamos el desencuentro esperando ser olvidado en una noche de estrellas fugaces. O un caballito a 200 por hora. Excitante, pero efímero. Nunca dejarás de buscar, pero sólo necesitas encontrarte a ti mismo.
Él, con ojos perezosos, vio el haz de su silueta, escapándose por la puerta. Ella, paralizada, descansaba en el umbral, con manos temblorosas. Ésta fue la última vez que se les vio juntos. Ahora, él huye de cama en cama, buscándola entre caricias y pensamientos. Ella, buscándose entre sus recuerdos.

9 comentarios:

  1. Una mezcla muy confusa para mi. Le encuentro a tu texto mi propio sentido, pero el tuyo no.

    Odio no ser más empatico. Al leer este texto me saltó Warcry: invierno en mi corazón (desde tu reproductor. Es curioso el efecto que se da al leer y escuchar.

    I says hello.

    ResponderEliminar
  2. Echaba de menos sumergirme en tus textos.
    El anterior me gusta especialmente, este tiene un toque algo triste...pero me gusta mucho.
    Un Beso :)

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que los sentimientos no siguen parámetros fijos. La mente suele ser un caos de emociones y pensamientos a lo que pocas veces le encontramos el sentido. Gracias por los comentarios. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Un texto tremendo. Me ha gustado muchísimo, me quedo leyendo por aquí
    :)

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido, Sergio. Espero que encuentres algo más que te guste.

    ResponderEliminar
  6. qué precioso me ha encantado!
    felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Bienvenida, Anaia Alonso. Gracias por pasarte por aquí. Espero que te siga gustando lo que encuentres.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que este relato me ha dejado sin palabras. Me he sentido muy identificada.

    ResponderEliminar
  9. Una búsqueda interesante, quizá un perderse sin más en uno mismo...
    Gracias por pasarte por mi blog en su cumpleaños y por felicitar!! :) Un abrazo!

    ResponderEliminar

Confesó