Ir al contenido principal

Inspiración

        Siento cómo tu primera señal de vida invade mi memoria, mis recuerdos, mi futuro. Rebusco en este viejo baúl deseando encontrarte para iniciar el camino. Sólo soy una ignorante esperando a ser moldeada en tus manos. Al principio, sólo me demuestras débiles rayos de luz, pequeños aperitivos de frágiles ideas sin determinar, sin expresar.
En determinados momentos, invades cada poro de mi piel, cada resquicio de mi mente, manejas mis dedos como hilos conductores de tu expresión y yo mera actriz de tus pensamientos. 
Y, aquí, espero a ser encontrada en cada momento por ti, por mi necesidad de tenerte cada vez más presente en mis pensamientos, en cada esquina, en cada gesto.
Tal vez llegue el momento en que seas innata en mí, como dos hermanas siameses, compartiendo el mismo aura de inspiración. Yo seguiré esperando pacientemente a que me descubras como tu musa de expresión.

Comentarios

  1. inspiracion... bendito sea el que la tiene todos los dias, siempre llega te toma y te deja con ganas de mas al dia siguiente.

    Besos lunaticos

    ResponderEliminar
  2. Todos ansiamos un poquito más de inspiración y cuando la tenemos casi no nos damos cuenta

    ResponderEliminar
  3. Admiramos la inspiración porque es como todas las cosas buenas de la vida: vienen, nos cogen de la mano, nos hacen sentirnos vivos y todo esto, sin que seamos conscientes. Después, se van.

    ResponderEliminar
  4. Con la inspiración no sé, en general, con el resto, soy poco partidaria de simplemente esperar porque podemos oxidarnos en esa espera, quedarnos en una figura incapaz de ponerse en marcha.

    Pero de inspiraciones sé poco, yo sólo escribo cuando algo pugna por salir, pero no suelo forzar ni esperar. No tengo voluntad ninguna!! :-)

    ResponderEliminar
  5. Ha pasado varios dias desde la ultima vez que te lei. El trabajo esta cada vez mas intenso y quiza sea asi por unas semanas mas. Sin embargo, vendre siempre a saludarte y leerte.
    He notado la evolucion que ha tenido tu blog y me encanta.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Confesó

Entradas populares de este blog

LAS CONSECUENCIAS

EL HIJO Desde el quicio de la puerta observaba como yacía en su ancho sofá, ligeramente inclinado hacia atrás, mientras hojeaba el periódico del día. Yo no entendía cómo aún malgastaba esa porción de dinero cuando podías tener acceso a toda esa información a través de una pantalla. Pero allí estaba él, leyendo detenidamente, las particularidades escabrosas del mundo. Desde hacía días me movía entre la desconfianza y la absurdez. Y aunque ganaba siempre esta última, el ronroneo de que algo no marchaba bien iba y venía a mi cabeza. Marchó el viernes pasado con su ligera maleta y el pasaporte en la mano alegando que había surgido un imprevisto, de difícil reparación, recalcó, en una de las fábricas que su compañía tenía repartidas por el mundo, y requerían su presencia. Y allí nos quedamos mi madre y yo, sentados en la mesa de comedor, frente a una cena que siempre era hecha con esmero y cariño. No recuerdo que ella pronunciara palabra. Limpió sus labios con una servilleta de lino y emitió…

Carta de despedida a un desconocido

Buscando palabras que no consigo encontrar para ti, cuando tantas veces te he inundado con ellas. Pensamientos caóticos, sentimientos incoherentes, deseos irrefrenables. Y ahora lo único que consigo encontrar son lágrimas derramadas borrando estas letras. Un adiós de almohada es lo que hemos tenido, cuando ni siquiera llegamos a tener un hola de mirada traviesa. Un adiós de las siete de la mañana silencioso, oculto, misterioso, como fue y será siempre tu presencia, como te gustó que fuera. Hubo tantas despedidas, pero duele saber que ésta es la definitiva, que ya no habrá miradas atrás, ni conversaciones nocturnas.
Dos vidas tan opuestas que el capricho de la vida quiso unir para volver a desunir sin oportunidad ni opción. Un esperar nada y la nada es lo que hemos obtenido.
Recuérdalo siempre: "soy lo que quieres que sea al igual que tú eres lo que yo imaginaré que eres".
Lo que dueles, joder.
-----------------
El ladrón de sueños