miércoles, 15 de mayo de 2013

¿Dónde están aquellos besos?


¿Dónde están los besos que te debo?

            Aquellos besos que deseé en la oscuridad de la noche plasmar en tus labios, besos que descendían tu cuello, labios que recorrían tus pectorales. Besos que se han perdido entre fantasías nubladas. Suspiros nocturnos. Palabras diurnas. Excitación al atardecer. Besos que quieren ser pagados pero no cobrados. ¿Por qué temes estos besos?

¿Dónde están los besos que me debes?

            Aquellos besos que se perdieron entre palabras prohibidas. Besos que no se atreven a plasmar en piel. Besos calientes que permanecen en congelación, a la espera de que la locura y el atrevimiento dejen de ser sólo palabras. Besos que no vivan entre prohibiciones e ideas preconcebidas. Miradas al anochecer. Seducción incontrolable. Excusas por doquier. 

           Pero besos, sólo besos. Besos incontrolables, calientes, mojados, excitados, apresurados, seductores, sonrientes, tus besos, mis besos.

            Quiero un comodín en una jugada cerrada y unos besos que se perdieron en el olvido de conversaciones. 


¿Dónde están los besos que te debo? ¿Dónde están los besos que me debes? Cuéntamelo

---------
PD: "¿Dónde están los besos que te debo? (...) ¿Dónde están los besos que me debes?", frase tomada de la canción de Extremoduro, A fuego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Confesó