miércoles, 13 de julio de 2011

Caos

Sintió como la tristeza la inundó. Aquel ritmo, aquella rima, fueron silenciando su voz a medida que avanzaba por las breves palabras allí expuestas. Después, sólo quedó el silencio, como el existente en los últimos meses dentro de su corazón. Una mañana, la última entre los dos, ni un simple "hasta siempre, nena". Sin embargo, ella no consigue comprender el porqué de la tristeza que ahora la inunda y aquí se encuentra lanzando preguntas al infinito con la confianza ciega de que algún día, por lo menos el destino se digne en responderlas.

5 comentarios:

  1. Algún día todo será respondido, el tiempo todo lo equilibria. Besos

    ResponderEliminar
  2. Pero si el tiempo no te da la respuesta, pero si no te las da quien necesites que te las de, el tiempo sigue y la vida avanza, incluso el amor evoluciona, incluso tú evolucionas en cuanto a sentimientos se ha dicho.

    Mis respuestas nunca son respondidas, y he aprendido de ellas, si el destino lo hace, si te da esa alegría de que sean respuestas, siéntete afortunada!

    ResponderEliminar
  3. Ésa es la respuesta siempre, no? ¡TIEMPO!
    La evolucion forma parte de nosotros mismos y del conocimiento de nuestro yo interior.
    Tal vez las respuestas las tenemos, sólo tenemos que meter la mano en el bote para cogerlas.
    Gracias por pasaros y comentar, chic@s. ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola, preciosas letras desnudan la belleza de este blog,si te gusta la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos sinuosos..

    ResponderEliminar

Confesó