Ir al contenido principal

La fuerza de la palabra

      He llegado a la conclusión que cada persona representa tres caracteres diferentes: primero, cómo somos realmente; segundo, cómo creemos que nos ven los demás; y, por último, cómo las personas nos ven según su criterio. Nosotros tenemos nuestra propia percepción de lo que creemos proyectar en aquellos que nos rodean, pero es probable que difiera bastante de lo que ellos puedan llegar a pensar. Sin quererlo, desvelamos nuestra personalidad, nuestro carácter, a través de las palabras que utilizamos, de los silencios que creamos, de nuestros gestos. Deberíamos realizar este pequeño ejercicio para que quien esté próximo a nuestro mundo nos revele su propia percepción sobre nosotros. Seguramente, nos sorprenderíamos bastante. 

      Aunque es difícil hilar este tema con el que viene a continuación, no deja de ser una temática común: las palabras y el inmenso poder que esconden. Ésta es, probablemente, la temática más realzable del libro Ne Obliviscaris de Fernando Alcalá. Sin querer desvelar demasiado porque creo que cada uno debe hacer sus propios descubrimientos mientras tiene un libro en la mano, os adelanto que nos presenta a los personajes en un ambiente oscuro, pero donde cada uno de ellos emite una luz muy personal y concreta, que irá evolucionando según avanzamos las páginas. Siguiendo la temática de las palabras, el libro nos hace recapacitar sobre la fuerza de los rumores en nuestras vidas y sobre el propio olvido que estos arrastran. Por ello, os animo a leer este nuevo descubrimiento literario, porque si intentáis leer el trasfondo que esconde, no os dejará indiferente. 

      Para celebrar su publicación, en la web del libro, se ha abierto el concurso
¿Cómo es el sonido de un rumor?, donde los participantes deberán crear un rumor original. Podéis participar de dos maneras, con un texto, o con una imagen. Os dejo las bases del concurso aquí. Tenéis de plazo hasta el próximo 30 de noviembre. 

Pd: La presentación del libro el pasado jueves fue divertida y amena. Mi personaje favorito es Maya ;)

Comentarios

  1. Me encanta este post. Y fito. Qué será de ti?

    ResponderEliminar
  2. que razon tienes, muchas veces no somos conscientes del tremendo poder que tienen las palabras.

    un besazo!

    ResponderEliminar
  3. ahhhhhhhhh
    me encanta tu blog !!
    Te podrias pasar por ell mio ?? xd
    si eso deja tu opinion y si te gusta yu follow me please!
    GRACIAS !

    ResponderEliminar
  4. Hola que tal¡

    Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

    Exitos con tu página.
    tajuancha2010@gmail.com
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué es un dibujo?
    Concuerdo con esto ♥

    ResponderEliminar
  6. El primer párrafo es igual que la "ventana de Johari"... psicología. Ha sido leerlo y acordarme de ella... Kisses!

    ResponderEliminar
  7. Vaya... toda la razón. Me gusto tu explicación. Sobre todo lo de bucear en mi expresion literaria jaja :)

    ResponderEliminar
  8. No había oído hablar de ese libro, pero le echaré un vistazo.

    Abril es una mujer maltratada por su pareja.
    Muchísimas gracias por comentar :)
    Un besito color púrpura

    ResponderEliminar
  9. tienes toda la razon, actualmente la sociedad en la que vivimos se basa en la apariencia, y es triste. Un simple rumor puede arruinar la vida de una persona, la palabra es muy poderosa, y debemos tener cuidado cuando la usamos.
    Muchos bsos !

    ResponderEliminar
  10. Querida Ardid, todos tus comentarios me alegran muchísimo, y me encanta tu blog aunque yo no te comente tanto como tú a mi.. lo siento intentaré pasarme algunos días con tiempo y comentar.
    Y bueno me gustaría poder conocerte un poco más y hablar contigo sobre los blogs o lo que sea de vez en cuando sea por msn, facebook o tuenti.. Si a ti también te apetece. Ya me dirás vale?

    Un beso muy fuerte.
    Annabel (simples palabras)

    PD: bueno algunas cosas si las he sacado de mi corazón pero sería difícil explicar lo que siento, no es tan intenso como en los textos, pero los hago más bonitos y tal porque la intención es que se sienta identificada y guste a la gente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Confesó

Entradas populares de este blog

Ictus

Ya está aquí otra vez esta puta. Podría dejar de darme el coñazo de una jodida vez. Ahora me obligará a levantarme, a beberme esa mierda de café que hace y comerme unas galletas porque nunca tiene tiempo para hacerme un desayuno en condiciones. Menuda suerte tiene de que no pueda enseñarle cómo cojones tratar a un hombre. ¡Maldita la hora que me dio este puto ictus! La muy zorra que pretendía abandonarme, ¿quién coño se había creído que era ella? Que le pego, dice. Mas tenía que haberle pegado para que aprendiera a respetarme. Ella es la que me debe respeto a mí que para eso soy su marido. Seguro que ahora aprovecha para tirarse a cualquiera, la muy puta. ¡Qué suerte tiene que no me pueda mover de esta jodida silla! Pero soy yo quién ríe el último. Ahora no podrá dejarme nunca, sonrío mientras la miro, y me mira con extrañeza.
–Déjame, coño, ya. ¡No necesito tu ayuda, joder!
–Como quieras, pero o empiezas a tratarme con respeto o tendrás que apañártelas tú solito.
–¿Dónde crees que…

Querido diario

Querido diario,
Hoy venía desarreglado, como si no hubiera tenido tiempo a arreglarse. Tal vez, se haya desnudado para otra. Aunque eso ya no me importa. Hace tiempo que sus aventuras dejaron de importarme, y sin embargo, no consigo escapar de aquí. Parece que este maldito anillo bloquea mis fuerzas, mi voluntad. Hace tiempo que dejé de existir. Ya no existe la Aurora de antes o, por lo menos, hace tiempo que dejé de reconocerme frente al espejo. También dejé de buscar mi reflejo porque odiaba lo que en él veía.  Al principio, te culpabilizas por la situación. Te convences a ti misma que aquello es pasajero, que ha sido un hecho aislado, producto del stress, de la tensión o de cualquier otra cosa nimia que en aquel momento te parece lo más grande del mundo. Pero se repite una y otra vez. En cualquier momento. En cualquier situación. Cualquier día. Intentas prepararte, como si fuera necesario un ejercicio de meditación para calmar su ira, aunque el ejercicio lo hacía yo. Mi ira no ex…

Desconexión

Las oposiciones estaban pasando factura al matrimonio. Luis estaba cada vez más cansado. A veces se dejaba llevar por el estrés y Marcela debía respirar hondo para no coger las maletas y marcharse hasta que finalizaran. No había tregua entre ellos. Trabajar. Estudiar. El calendario parecía haberse parado y el once de abril marcado en rojo se alejaba en vez de estar cada vez más próximo. Marcela empezó a utilizar ropa sexi mientras paseaba desnuda por casa; incluso tuvo el intento, fallido hemos de decir, de cocinar ligera de ropa, pero Luis parecía tener un antifaz que le impedía ver todo aquello que no estuviera ligado con la Física. Hasta que ella se cansó. Ya habían pasado dos meses sin un beso, ni una caricia y ya ni hablamos de puro sexo. Él estaba inmerso en el tema siete mientras Marcela, ataviada con una braguita en forma de falda y un sujetador que le daba un toque de dominatriz, se metió por debajo de la mesa. Empezó a desabrocharle el pantalón hasta quedar a la luz un pene…