Ir al contenido principal

La fuerza de la palabra

      He llegado a la conclusión que cada persona representa tres caracteres diferentes: primero, cómo somos realmente; segundo, cómo creemos que nos ven los demás; y, por último, cómo las personas nos ven según su criterio. Nosotros tenemos nuestra propia percepción de lo que creemos proyectar en aquellos que nos rodean, pero es probable que difiera bastante de lo que ellos puedan llegar a pensar. Sin quererlo, desvelamos nuestra personalidad, nuestro carácter, a través de las palabras que utilizamos, de los silencios que creamos, de nuestros gestos. Deberíamos realizar este pequeño ejercicio para que quien esté próximo a nuestro mundo nos revele su propia percepción sobre nosotros. Seguramente, nos sorprenderíamos bastante. 

      Aunque es difícil hilar este tema con el que viene a continuación, no deja de ser una temática común: las palabras y el inmenso poder que esconden. Ésta es, probablemente, la temática más realzable del libro Ne Obliviscaris de Fernando Alcalá. Sin querer desvelar demasiado porque creo que cada uno debe hacer sus propios descubrimientos mientras tiene un libro en la mano, os adelanto que nos presenta a los personajes en un ambiente oscuro, pero donde cada uno de ellos emite una luz muy personal y concreta, que irá evolucionando según avanzamos las páginas. Siguiendo la temática de las palabras, el libro nos hace recapacitar sobre la fuerza de los rumores en nuestras vidas y sobre el propio olvido que estos arrastran. Por ello, os animo a leer este nuevo descubrimiento literario, porque si intentáis leer el trasfondo que esconde, no os dejará indiferente. 

      Para celebrar su publicación, en la web del libro, se ha abierto el concurso
¿Cómo es el sonido de un rumor?, donde los participantes deberán crear un rumor original. Podéis participar de dos maneras, con un texto, o con una imagen. Os dejo las bases del concurso aquí. Tenéis de plazo hasta el próximo 30 de noviembre. 

Pd: La presentación del libro el pasado jueves fue divertida y amena. Mi personaje favorito es Maya ;)

Comentarios

  1. Me encanta este post. Y fito. Qué será de ti?

    ResponderEliminar
  2. que razon tienes, muchas veces no somos conscientes del tremendo poder que tienen las palabras.

    un besazo!

    ResponderEliminar
  3. ahhhhhhhhh
    me encanta tu blog !!
    Te podrias pasar por ell mio ?? xd
    si eso deja tu opinion y si te gusta yu follow me please!
    GRACIAS !

    ResponderEliminar
  4. Hola que tal¡

    Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme

    Exitos con tu página.
    tajuancha2010@gmail.com
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué es un dibujo?
    Concuerdo con esto ♥

    ResponderEliminar
  6. El primer párrafo es igual que la "ventana de Johari"... psicología. Ha sido leerlo y acordarme de ella... Kisses!

    ResponderEliminar
  7. Vaya... toda la razón. Me gusto tu explicación. Sobre todo lo de bucear en mi expresion literaria jaja :)

    ResponderEliminar
  8. No había oído hablar de ese libro, pero le echaré un vistazo.

    Abril es una mujer maltratada por su pareja.
    Muchísimas gracias por comentar :)
    Un besito color púrpura

    ResponderEliminar
  9. tienes toda la razon, actualmente la sociedad en la que vivimos se basa en la apariencia, y es triste. Un simple rumor puede arruinar la vida de una persona, la palabra es muy poderosa, y debemos tener cuidado cuando la usamos.
    Muchos bsos !

    ResponderEliminar
  10. Querida Ardid, todos tus comentarios me alegran muchísimo, y me encanta tu blog aunque yo no te comente tanto como tú a mi.. lo siento intentaré pasarme algunos días con tiempo y comentar.
    Y bueno me gustaría poder conocerte un poco más y hablar contigo sobre los blogs o lo que sea de vez en cuando sea por msn, facebook o tuenti.. Si a ti también te apetece. Ya me dirás vale?

    Un beso muy fuerte.
    Annabel (simples palabras)

    PD: bueno algunas cosas si las he sacado de mi corazón pero sería difícil explicar lo que siento, no es tan intenso como en los textos, pero los hago más bonitos y tal porque la intención es que se sienta identificada y guste a la gente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Confesó

Entradas populares de este blog

Somos efímeros. Haz que seamos eternos.

Quiero que tus manos dibujen mis curvas, cuenten mis lunares, obvien mi celulitis, mis cicatrices. Quiero que lamas cada rincón para que después tus labios sepan a nosotros. Quiero que me erices la piel sin necesidad de hielo ni desnudar mi alma. Quiero que tu voz sobre mi oído sea solo mía. Que tu lengua sobre mi clavícula provoque mi primer orgasmo. Quiero que diluvie ahí fuera para templar los calores que evocamos el uno frente al otro. Quiero que me recorras con mimo y salvajismo. Quiero que remuevas mi cuerpo. Prometo sacudirte el tuyo hasta agotarte de ti mismo. Quiero que tu boca sepa a mis labios, que mi lengua absorba tus sudores. Quiero que nos deseemos. Dentro. Fuera. En nuestros cuerpos. Quiero que folles mi mente para desear que nos lo hagamos mutuamente. Quiero calmar mis ansias, mis calores, mi pasión desmedida. No valores esta primera vez. Las mejores veces vendrán después. Quiero que despiertes mi cuerpo de este letargo, que recuerdes a cada una de mis células que su …

LAS CONSECUENCIAS

EL HIJO Desde el quicio de la puerta observaba como yacía en su ancho sofá, ligeramente inclinado hacia atrás, mientras hojeaba el periódico del día. Yo no entendía cómo aún malgastaba esa porción de dinero cuando podías tener acceso a toda esa información a través de una pantalla. Pero allí estaba él, leyendo detenidamente, las particularidades escabrosas del mundo. Desde hacía días me movía entre la desconfianza y la absurdez. Y aunque ganaba siempre esta última, el ronroneo de que algo no marchaba bien iba y venía a mi cabeza. Marchó el viernes pasado con su ligera maleta y el pasaporte en la mano alegando que había surgido un imprevisto, de difícil reparación, recalcó, en una de las fábricas que su compañía tenía repartidas por el mundo, y requerían su presencia. Y allí nos quedamos mi madre y yo, sentados en la mesa de comedor, frente a una cena que siempre era hecha con esmero y cariño. No recuerdo que ella pronunciara palabra. Limpió sus labios con una servilleta de lino y emitió…

¿Droga o pasión?

Te deseo. Aquí. Ahora. Tus falanges erizando mi piel. Mi largo cuello convertido en un mapa de tesoros orgásmicos para tus labios carnosos. Tú pisas el acelerador mientras yo me apodero del freno. Tus movimientos circulares bajan directos hacia mi clítoris, ansiando aquello que tanto deseaba, pero que nunca poseyó. Mis yemas prefieren memorizar cada recoveco, cada músculo, cada cicatriz de tu cuerpo. Solo hay una oportunidad para poseerte, para poseernos. Una opción para recordarte en la oscuridad de mis sábanas. Tu lengua ha subido mis revoluciones. Mi mente marca tu espalda, tus brazos, ligeramente tatuados. Desearía ser una parte más de ellos y acariciarte cada noche, perdurando a la mañana siguiente. Has cambiado tu embrague de manual a automático, pero, a veces, resulta más interesante ser de la vieja escuela. Las marchas de cambio agradecen los movimientos de mi mano, adelante y atrás. Las caricias en cada semáforo para absorber tu calor. Las revoluciones en cada salida. Las pa…