sábado, 18 de agosto de 2012

Mi protagonista


Hay despedidas que no lo parecen ni que lo pretenden. Hay palabras que perforan más hondo que un simple "adiós". Ponerse la realidad delante de los ojos, para después pisarla y mezclarse con ella y con aquellos que forman parte de la misma: gente real que tardan quince minutos en mirarte a los ojos por timidez, o aquellos que recorren kilómetros por un simple café y una conversación, gente que se podría tocar, acariciar..... Al fin y al cabo, gente real. Pero yo no soy más que la mera protagonista de un mal dibujante venido a menos con ansias de conquistar un mundo inexistente. El diseño de una treintañera pálida de ojos tristes en busca de una felicidad que huye con el viento, que se empeña en decir una cosa cuando está sintiendo otra y que se ha dado cuenta, aunque sea un poco tarde, que los sueños son para otros.

jueves, 16 de agosto de 2012

Otra noche más..................


Se revuelve inquieta de un lado a otro. Sus ojos cada vez más apretados, se reducen a dos minúsculos bolindres negros que se han dejado caer ahí, en ese punto de su rostro. Las piernas, anteriormente recogidas hacia su pecho, ahora se mueven con agitación, intentando buscar un soporte que noche tras noche nunca encuentran. Y justo cuando caen, los ojos vuelven a la realidad de la oscura habitación, sólo imperturbable por unas pequeñas ráfagas de luz que se escapan a través de las últimas rendijas de una persiana mal cerrada. Entre la oscuridad, busca un sorbo de agua fresca para recuperarse de la angustia de los sueños que la perturban cada noche. Otra noche más con esta agonía, sumergida en esta puta soledad. Otra noche más sin noticias de él, mirando al horizonte pensando que es allí donde está él. Otra noche más viviendo la distancia, sin caricias, ni miradas, sin nuestra forma de hacer el amor. Otra noche más de triste melancolía........