miércoles, 21 de julio de 2010

Fabricar tiempo

Quisiera poder fabricar tiempo. TIEMPO. TIEMPO. Permanecer noche tras noche abrazada a ti, sentir tu calor, tu corazón bombeando vida. Quisiera leer eternamente los libros que me emocionaron, que me maduraron como una pequeña manzana. Quisiera poder adentrarme en las aguas y sentir su frescor hora tras horas. Ser despertada cada día por el amanecer. Ser arropada cada noche por la Luna. Quisiera que los buenos momentos, los que se esconden detrás de las malas experiencias, dieran vueltas y vueltas como una vieja noria que ya nadie puede parar. Quisiera que permanecierais a mi lado, a los de mis futuros hijos, a los de mis nietos, al lado de aquellos que aún están por proyectar. Quisiera que mi recuerdo no se viera maltrecho, rasgado por el propio tiempo, aquél que me ha ofrecido, y que tanto me ha quitado. Quisiera que mi mirada fuera la de una niña ilusionada e inocente, no maltratada por el tiempo, por los fracasos, por las pérdidas. Que mi sonrisa fuera eterna, eterna como deseo que sea mi alma, mi recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Confesó