sábado, 17 de julio de 2010

Caos en mí.

El caos invade mi alma. Mi cabeza está subyugada a mis pensamientos mediocres. Me torturo cual reina fracasada en las escalinatas hacia el éxito. Analizo cada poro de mi piel buscando mis imperfecciones para no poder olvidarlas, para martirizarme con cada gramo. Renuncié a mi misma por no ser capaz de luchar contra el tiempo. ¿A cuánto más estoy renunciando por no tener fuerzas para cambiar mi destino? ¿Quién me guiará por este brusco camino, plagado de cemento a medio echar? El desánimo se ha convertido en mi fiel compañero. ¿Por qué no busco otras compañías? ¿Por qué la lucha, la ilusión, el cambio no desean entrar dentro de mi equipaje? ¿Qué almas son necesarias dentro de mí?

PD: Esta semana he vuelto a la realidad después de mi semana por tierras holandesas. Los viajes no me sientan muy bien, por lo que me ha sido imposible pasarme por aquí. Pero espero volver llena de fuerza e historias que contar.

2 comentarios:

  1. Ya he estado es este mismo caos que estás ahora… Por mucho tiempo pensé que podría seguir sola, me alejé de todos, abandoné la universidad, me tomé todos los tragos de tequila posible y eso duró por más de 1 año, hasta que un día vi que yo no podría con todo sola y resolví buscar ayudar… Espero que vuelvas mejor, mis mejores vibras, guapa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias "rocket girl" por tu energia positiva. Trato de coger fuerzas para cambiar aquello que no me gusta, que me trastorna. Espero que esta vocanada de buena onda me dure el tiempo suficiente para llevar a cabo esos cambios. Besos.

    ResponderEliminar

Confesó